¿Qué es la biometría? – Documentos informativos

“Los datos biométricos se refieren a las características físicas (y conductuales) más propias de cada uno, que pueden ser detectadas por dispositivos e interpretadas por computadoras de modo que puedan usarse como nuestros representantes en el ámbito digital. De este modo podemos vincular nuestros datos digitales y nuestra identidad de forma permanente, consistente y sin ambigüedad y recuperarlos rápida y automáticamente recurriendo a las computadoras. ”
Descargar documento

Dispositivos y sensores

Los dispositivos y sensores son cualquier sistema mecánico o electrónico utilizado para registrar y capturar muestras biométricas sin procesar de manera que puedan ser digitalizadas y convertidas en una plantilla biométrica. Para las huellas dactilares, la cara, el iris y la voz, éstos son respectivamente, el sensor de huellas dactilares, las cámaras digitales, las cámaras para iris y los micrófonos. La mayoría de los sensores de huellas dactilares se basan en técnicas ópticas o capacitivas aunque cada vez se usan más los sensores emisores de luz y los sistemas multiespectrales. Los sensores capacitivos pueden ser del tipo imagen de dedo completo o de deslizamiento. Para comparar exitosamente las imágenes de huellas dactilares es imprescindible que dichas imágenes tengan suficiente contraste y resolución (500ppi), hayan sido comprimidas correctamente con WSQ y no presenten distorsiones. Para capturar las imágenes de las huellas dactilares, los sensores ópticos usan un prisma, una fuente de luz y un sensor de luz. Los sensores capacitivos se basan en un chip de silicio que detecta las corrientes eléctricas en el momento en que las crestas dactilares hacen contacto. Los sensores por deslizamiento generan imágenes que no tienen la calidad de imagen suficiente como para someterlas a una identificación de uno-a-muchos. En términos generales, la cantidad y coherencia de las muestras biométricas requeridas dependen del tamaño de la base de datos en la que debe hacerse la búsqueda.

La captura de las imágenes faciales se realiza con cámaras réflex digitales de uso habitual, cámaras de bolsillo y cámaras web. En los últimos tiempos la tecnología de los sensores de bajo costo evolucionó en forma notable haciendo posible capturar imágenes faciales biométricas con un teléfono inteligente. Actualmente, para la comparación de uno-a-uno, las imágenes faciales digitales necesitan una resolución interocular de aproximadamente 60 pixeles y de 90 pixeles para una comparación de uno-a-muchos. El aspecto más crítico y que plantea el mayor desafío en relación con los resultados de la comparación facial es la coherencia; por un lado, lograr poses, ángulos de la cabeza y expresiones del sujeto similares; por el otro, el brillo, contraste y resolución de la imagen total.

También mejoraron mucho los sensores para los datos biométricos del iris. La comparación del iris se distingue de la de la cara por el hecho de que la primera requiere una imagen infrarroja del iris a fin de optimizar el contraste de la imagen y así facilitar el análisis realizado por la máquina. Cuanto mayor sea el grado de captura de una imagen infrarroja pura (con un mínimo de “contaminación” proveniente de la luz), mejor será el rendimiento de la comparación. Por eso, para capturar la imagen del iris no sirven las cámaras comerciales y todavía se necesita una cámara especial. El sistema debe iluminar el iris con luz infrarroja y filtrar luego las otras longitudes de onda.

La ubicuidad y capacidad para captar audio de los teléfonos inteligentes los hace especialmente viables para desplegar datos biométricos de voz a gran escala y para la verificación uno-a-uno. Los datos biométricos de voz enfrentan los mismos desafíos que los faciales en el sentido de que, en ambos casos, el entorno de captura puede ser muchas veces impredecible e inconsistente. Tal como acontece con las imágenes faciales, el ruido del entorno puede afectar a la captura y al proceso de comparación.

Próximo > Modos de uso y arquitectura del sistema